Verdades y Mentira acerca de la cirugía de pene

cirugia para agrandar el peneCOMO SE HACE? La cirugía de alargamiento del pene, que cuesta entre cuatro y cinco millones de pesos, consiste en la sección o bien corte de unos fascículos centrales del tendón suspensorio, lamina fibrosa que une el pene al hueso pubis, conservando los fascículos laterales que son los encargados de direccionar el pene cara arriba en el instante de la erección.

Cirugía para agrandar el pene

Después de la cirugia de agrandamiento de pene, el paciente empieza los ejercicios de elongación con los que se lleva al pene a ceder y extender más.

Los ejercicios para saber  en un principios son manuales y más tarde con elementos de tracción (estos pueden ser pesas). A lo largo de unos meses esto lleva a lograr una ganancia de 4 a 5 centímetros.

La parte pertinente al engrosamiento del miembro masculino se puede efectuar de 3 maneras: – La primera incluye la utilización de un material biocompatible, el que con el tiempo se convierte en tejido celular subcutáneo esto es entra a ser parte del cuerpo. La primordial característica de este material es que se trata de piel tratada a la que se le ha retirado todo cuanto pueda ocasionar rechazo por la parte del organismo receptor, a través de procedimientos bioquímicas. Esta piel se usa mucho en cirugía estética. El primordial inconveniente es el costo.

– Se puede efectuar una mini liposucción y después poner esta grasa en el pene. La desventaja es que puede formar grumos.

– La técnica que hoy en día más se utilizaá es la obtención de un injerto dermograso de la zona glútea, que no forma grumos. En un caso así, la cirugía tiene una mayor duración mas del mismo modo es bien tolerada. Se logra hasta un treinta por ciento más del grosor que se tiene ya antes de la cirugía. Las complicaciones siguientes al procedimiento quirúrgico no acostumbran a ser grandes.

EL LADO MITICO Para los helenos, el pene grande y erecto simbolizaba la capacitad autora y fue inspiración de escultores y pintores. Un caso renombrado fue la pintura del dios Priapo, del que se puede decir que érase un falo a un hombre pegado . Priapo era el guardián de jardines y de viñas, hijo de Dioniso y Afrodita, y en su nombre se bautizó el priapismo, una persistente erección de tipo patológico. Entre otras muchas cosas, los helenos acostumbraban a portar falos de piedra o bien bronce como amuleto protector.

Los indios edificaron templos en homenaje al pene y a la relevancia de su tamaño.

Los muiscas edificaron un centro astronómico llamado el Infiernito , que se halla en Villa de Leyva (Boyacá). Allá se pueden observar fragmentos del observatorio y monolitos fálicos como símbolos de fertilidad.

El antropólogo y psicoanalista H. Calle, considera que los hombres le dan tanta relevancia al tamaño de su miembro pues es un mito. El humano vive 2 mundos, el real y el imaginario, y el mítico llega a ser más real que el real .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *